Conservación ConCiencia: protegiendo el ambiente y apoyando el sector pesquero

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Cuando Raimundo Espinoza, director de Conservación ConCiencia, fundó la organización en el 2016, lo hizo estando seguro que la protección del medioambiente también puede ser una fuente de desarrollo económico.

Así ha quedado evidenciado con cada uno de sus proyectos, enfocados en su mayoría en la conservación marina y en ayudar al sector pesquero de Puerto Rico.

Espinoza contó a Por los Mares que el primer proyecto de Conservación ConCiencia consistió de un intercambio de conocimiento entre el sector pesquero comercial de Cuba y Puerto Rico. Esta experiencia fue de beneficio para ambos países, según Espinoza. Los cubanos aprendieron sobre el empresarismo que se hace en Puerto Rico en el sector de la pesca, mientras que los boricuas conocieron nuevos métodos de pesca más eficientes, entre muchas otras cosas.

Este primer evento en el 2016 marcó el inicio de una serie de proyectos enfocados en la conservación del medioambiente y en ayudar al sector pesquero, el que también se ha visto afectado por los desastres naturales como el huracán María en el 2017 y los recientes terremotos en el área sur. 

Monitoreo de pesca electrónica

Uno de los proyectos que actualmente trabaja Conservación ConCiencia busca integrar los equipos de monitoreo de pesca, que usan los barcos de pesca industrial, a las embarcaciones de los pescadores artesanales. De esta forma, se busca mejorar el manejo pesquero y reforzar la pesca. 

Con este equipo, los pescadores pueden transmitir en tiempo real lo que se están pescando. Así se puede conocer cuánto se está capturando y poder tener “los límites y las cuotas más apropiadas que ayuden al pescador a seguir pescando, pero que también ayude al medioambiente para que no se dé sobrepesca y sobreexplotación de recursos pesqueros”. 

Recogido de artes de pesca

Luego del paso del huracán María, Conservación ConCiencia comenzó un proyecto de recogido de artes de pesca que se perdieron en el mar tras el ciclón. Con la ayuda de buzos, quienes se encargaron de identificar las nasas alrededor de toda la Isla, incluyendo a Vieques y Culebra, los pescadores removieron más de 100 nasas entre enero a junio del 2018.

Espinoza aseguró que resultó muy positiva la colaboración con el sector pesquero en un proyecto que no se había realizado nunca antes en Puerto Rico.

“Nadie había removido escombros a este nivel de los fondos marinos. En Puerto Rico han habido muchas limpiezas de playas muy exitosas a través de la historia, pero estamos en la playa”, y no se requiere bucear, sostuvo. Sin embargo, con este proyecto muchas veces se bucea al límite de buceo recreativo, que es de alrededor de 120 pies de profundidad. 

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los artes de pesca perdidos son lo más dañino que hay en el mar, porque “siguen haciendo su función (cuando están perdidas en el mar), que es capturando vida marina”, indicó Espinoza.

“Se vuelven en equipos de muerte. Van matando todo lo que puedan a todo momento, sin que nadie tenga ningún beneficio. Y lo que pasa es que cuando cualquier animal se muere en el fondo marino, atrapado en una red o en una nasa perdida, se muere, empieza a atraer a otros peces y a otros mariscos que llegan ahí. Y, entonces, empieza ese ciclo vicioso. Esa es la razón por los cuales los artes de pesca son lo más peligroso que hay para el medioambiente, para la vida silvestre marina es lo más peligroso que hay”.

Para los pescadores, este proyecto significó oportunidad de trabajo tras María, ya que se encontraban sin ingresos. Espinoza, por su parte, reafirmó que sí es posible crear desarrollo económico y empleos a través de la conservación del medioambiente. Por eso, decidió extenderlo por dos años adicionales y todavía trabajan en él.

Al momento han recolectado sobre 400 nasas, que equivalen a más de 25 toneladas.

En noviembre de 2019, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) le pidió a Espinoza que diera un entrenamiento a otros países sobre este proyecto porque entienden que es un modelo que debe ser replicado. El evento se llevó a cabo en Panamá.

Investigación y conservación de tiburones

Espinoza también habló con Por los Mares del proyecto de conservación de tiburones. Esta iniciativa surgió por la falta de investigaciones recientes sobre los tiburones en Puerto Rico.

La falta de literatura sobre el tema es una de las razones por la que la gente piensa que en la isla no hay tiburones, y es todo lo contrario. 

Espinoza mencionó que Bob Hueter, director de Mote Marine laboratory, quien es colaborador de Conservación ConCiencia, quedó impresionado con la cantidad y la diversidad de tiburones que hay en Puerto Rico, en comparación con otros lugares en el Caribe.

Mencionó que interesantemente en Puerto Rico hay una gran cantidad de tiburón martillo cortado, el que se encuentra en peligro de extinción. “Puerto Rico es un hábitat sumamente importante para esa especie”, indicó el biólogo. 

Como parte de este proyecto, colocaron una marca satelital en un tiburón al que llamaron “Borinqueña”. Los que deseen seguirle el tracto a “Borinqueña” lo pueden hacer a través de la página de internet Ocearch. Usualmente, este tiburón se pasa dándole vueltas a Vieques, comentó Espinoza.

En este proyecto, Conservación ConCiencia trabaja en colaboración con pescadores recreativos y comerciales para conocer en qué áreas están los tiburones, cuáles son las especies más vistas, su pesquería y su venta en la Isla. La organización, por su parte, se encarga de orientar sobre la forma correcta de liberarlos para que sigan con vida después que los capturen.

English summary

The organization Conservación ConCiencia was founded in 2016 by Raimundo Espinoza with the purpose of protecting the environment while generating economic development through marine conservation efforts. Their projects are mostly focused on sustainable fishing and species research and protection projects in Puerto Rico. One of the important current projects of the organization is the collection of hundreds of lost fishing nets from Hurricane María affecting the bottom of the sea and fish nurseries around the island.  They are also working on a project so that commercial fishing boats have technology to monitor their fishing activities. Another interesting project conducting is an investigation to protect sharks in Puerto Rican waters.