Protocolos y seguridad al anclaje

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Por: Capitana Suzanne «Suzy» Acevedo

Es importante escoger un ancla y la cadena que sean apropiadas para el tamaño de su embarcación y el tipo de fondo donde planifica navegar. Si no conoce los detalles y variaciones de los diferentes tipos de ancla, puede consultar en el libro Chapman Piloting Seamanship & Small Boat Handling”.

El ancla principal debe mantener su barco anclado por un periodo de más de 24 horas. En caso de un mal tiempo o una emergencia, siempre debe de tener un ancla secundaria para doble anclaje. 

Yo aconsejo que sobrepase por lo menos 25 libras más del peso recomendado por los libros. Debe  marcar la cadena o el cabo del ancla cada 20 pies para asegurarse que la línea de anclaje es correcta, según las condiciones del tiempo.

Tres ejemplos de anclas: 

  • Danforth – fondo de arena y fango
  • Hongo – fondo de embalse (lagos y lagunas)
  • Arado – fondo de fango

Una de las embarcaciones donde trabajo es un velero de 42 pies. Tiene un ancla principal Arado (Rocna) de 55 libras y una secundaria, Danforth, de 40 libras, perfectas para el Caribe y la Bahía de Chesapeake Bay en Annapolis, Maryland.

Protocolo de anclaje

Estudie el área designada de anclaje en las cartas náuticas antes de viajar. No debe interrumpir el sistema de anclaje ya establecido por las embarcaciones que se encuentran en el área. Me refiero a que, si hay un sistema de boyas de anclaje en un área específica, no debe anclar para evitar una colisión con otra embarcación. Si hay lanchas en la orilla, con un ancla en la proa y otra en la popa, debe  seguir el mismo patrón de anclaje ya establecido. Si solo tiene un ancla, debe alejarse lo suficiente, para que si su embarcación gira 360 grados, no choque o afecte las embarcaciones del área. En Puerto Rico, según la ley 430, Artículo 7, no está permitido  anclar a 15 pies de la costa o en área de mangles.

Seguridad

Siempre tire el ancla en una zona arenosa, para evitar destruir los arrecifes. Estudie la condición del tiempo y el viento antes de tirar el ancla. Asegúrese de que su embarcación no se encallará si gira 360 por cambios del viento o la corriente. Por cada pie de agua, debe bajar el ancla 7 pies, (1/7) debe de añadir la distancia donde se guarda el ancla hasta la línea del agua. Por ejemplo, una embarcación en la que la distancia donde sale el ancla hasta tocar el agua hay 5 pies. Debe de, tirar el ancla en contra del viento, en 10 pies de profundidad debe de bajar el ancla 70 pies, más 5×7 = 35 pies (altura del ancla al agua) =total 105 pies. Si las condiciones del tiempo empeoran, entonces, debe ser 1/9 + altura del ancla.

Pasos para seguir: 

Establezca señales de comunicación antes de anclarse para evitar malos entendidos.

  • Tire el ancla y decida cuánta cadena va a soltar según las condiciones del tiempo.
  • Espere que el viento esté en la proa, pille la cadena o el cabo en la cornamusa. Advierta a su ayudante que no esté en peligro de golpearse, que va a dar reversa para asegurar que el ancla agarró fondo. Si tiene un sistema eléctrico de bajar/subir ancla, protéjalo con un gancho con dos líneas, una a cada lado de la proa y quite la presión del “WINDLESS”.
  • Busque tres puntos de referencia fijos y tome una fotografía en NAVIONICS o en el GPS para asegurarse que no está arrastrando el ancla. Revise la carta náutica o GPS a 360 para ver áreas de peligro. Espere 15 – 20 minutos, verifique los 3 puntos de referencia y vuela a encontrar las áreas peligrosas. Hay una aplicación que se llama “ Drag Queen” donde puede programar una alarma. Si es posible, baje con una careta de buceo a verificar dónde y cómo está anclada su embarcación. Esto ayudará al momento de salir. 
  • Si hay poca visibilidad o se acerca el atardecer, prenda la luz de anclaje.
  • Si hay muchas embarcaciones ancladas, o en caso de mal tiempo, deje varias defensas en cada costado de su embarcación.
  • En caso de mal tiempo o en medio de una tormenta, vístase adecuadamente, protéjase los ojos con una careta de nadar y prenda el motor. Si está arrastrando el ancla, mantenga su embarcación hacia adelante en pocas revoluciones, para que quede estacionario. Use su GPS o NAVIONICS para asegurar su posición. Si la tormenta dura más de una hora, establezca una rotación de personal para evitar la fatiga. 
  • Al momento de irse. Asegúrese que no hay un cabo, una persona o ningún objeto en el agua. Quite el gancho de protección. Lentamente ponga el motor en marcha mientras va subiendo el ancla, evite presión en el sistema eléctrico.

Espero que estos consejos le sean útiles la próxima vez que vaya a navegar. Cualquier duda favor de comunicarse con la Capitana Suzy visitando www.CapitanaSOS.com